SOLO PLENA

S?bado, 01 de marzo de 2008

Tiros al aire! pa' Danger



 Redacción

Miles de seguidores dijeron presente para darle la despedida a uno de los más populares cantes del reggae, Danger Man.

En Carrasquilla, lugar por donde pasearon el féretro del cantante no cabía un alfiler más.

La gente de su crew, promotores y allegados decidieron grabar el vídeo de la canción "Para mis soldados" en medio de su fanaticada, que lo acompañó hasta su última morada.

UNA MISA DIFERENTE
Cuando llegamos a la iglesia nos encontramos con un despelote. Gente gritando y corriendo como si le huyeran a alguien. Pensamos que algo malo había pasado, pero no era así, lo que sucedía era que el féretro de Alonso David Blackwood Drake ingresaba a la iglesia. Sus fans se encontraban eufóricos, a tal punto que se empujaban sin razón para entrar. Para nosotros fue más fácil, "permiso por favor", "deme permiso por favor", repetíamos, hasta que una mujer gritó: "Digan que son prensa". Así, seguimos a varios fans y en menos de lo que creímos estábamos adelante.

La misa empezó y mientras escuchábamos el mensaje del pastor, podíamos ver rostros de alegría, de tristeza y hasta algunos cantando alguna canción sin importarles dónde estaban. Así es, lo sorprendente es que muchos ni siquiera escuchan la palabra del pastor, ellos estaban allí porque querían ser parte del último show y nada más.

El pastor siguió haciendo un llamado a la cordura y cuando creyó que lo había logrado, alguien apareció por la puerta lateral. La gente empezó a murmurar fuertemente, unos querían pasar por encima de otros para ver quién era. Para nuestra sorpresa, era Ricardo Martinelli con Peanut. Eso provocó el enojo de muchos, pues interrumpieron sin importales nada. El Pastor volvió a pedir cordura y la familia tuvo que alzar su voz de respeto, pues aunque para los fans era el entierro de Danger Man, para la familia no era así, ellos velaban a Alonso David.

El mensaje era fuerte, tanto, que el pastor hizo alusión a la parábola de Lázaro, aquella que habla de "la vida eterna y de la importancia de tener fe". Muchos no prestaban atención, pero él siguió ante una multitud que fue a ese lugar a lucir sus mejores galas. Las chicas se hicieron blower, se peinaron, maquillaron, sacaron su mejor ajuar; botas, zapatos de tacones, pantalones largos, cortos, pegados, y hasta hubo algunas que enseñaron su barriguita. A los hombres no les importaba el calor, algunos lucían formales, ensacados, con suéteres con imágenes del "Cantante del Ghetto", pañuelos, gorras, casi todos en una marea blanca. Parecían estar en una fiesta, por lo que el Pastor volvió a repetir que "cada quien escoge su destino y que Dios creó a Alonso David y fue Alonso quien decidió crear a Danger Man".

El momento cumbre llegó. Su hermano dio unas palabras de agradecimiento y su tía lo hizo posteriormente. Eso dio paso para que Principal hiciera la despedida: Él, quien ahora se convirtió en Cristo, interpretó la hermosa canción 'Cuando levanto mis manos'. La euforia creció aún más, a tal punto que muchos llegaron al éxtasis y corearon con toda la fuerza de sus pulmones. ¡Fue increíble! Principal trató en todo momento de hacer entender el mensaje "no a la violencia", pero no sabemos si lo logró.

 

LA PARTIDA
"Pueden ir en paz", dijo alguien, pero a la gente no le importó eso, nadie quería salir para tocar el féretro. Fue un despelote, todo el mundo gritaba. Después de mucha empujadera, la familia Blackwood salió de la iglesia y el ataúd con el cuerpo de Danger detrás.

"Para mis soldados del Scarden Crew... si yo llegó a morir... quiero que lleven la bandera hasta el fin", era la canción que todos cantaban, pues era el fondo de una radio.

Al subir el féretro al carro, los aplausos y un coro que decía "Danger... Danger" se escuchó. Allí partía "El cantante del Ghetto", hacia donde descansaría en paz.

El era un Scardem, así que inmediatamente una bandera que representaba a los miembros del crew cubrió parte del ataúd.

 

UN CAMINO LARGO
Emprendimos la larga caminata hacia el Jardín de Paz y en medio de ella había hombres, mujeres, niños, chicas embarazadas, abuelitas, en fin, personas de todas las edades. Todos eran seguidores de Danger y caminaban por su último adiós. Era algo de otro mundo, el olor a marihuana, las cervezas y la música fue lo que predominó. Había gente en los balcones, afuera de las casas, en fin, podríamos jurar que había más de 5 mil personas allí.

Era un día especial para Danger, sus amigos de tarima estaban allí: Dicky Ranking, Soppouse, La Araña, Principal, Dj Black, Scarden Fish, Jam, Demphra, Pirri, Burrel, Mackoy, Mr. Saik, Espinoza, Ness, René El Renegado, Lady Ann, Dulay, Angel Face y su hermanito Japanesse. La verdad es que eran mucho menos de los que asistieron al lugar de su muerte.

De repente, Soppouse tomó la batuta, quitó la bandera de los Scarden del ataúd y empezó a gritar: "Están cansados" y la gente repetía "nooo...", entonces él volvió a gritar: "Entonces corran". Era un relajo al estilo de los que formaba el intérprete de "Cachazo" y así siguió la cosa. Cada 10 minutos, Soppouse volvía a repetir lo mismo, corrieron desde la iglesia hasta el cementerio.

De repente, una parada. Habíamos llegado al barrio de Carrasquilla, uno de los lugares donde vivió Alonso David. Suppouse aprovechó el momento y dio unas palabras.

De repente, otra vez empezó la corredera y así siguió la cosa hasta llegar al Jardín de Paz.

 

UN ENTIERRO DIFERENTE
A diferencia de otros sepelios donde hemos estado, aquí no hubo llanto, lo que reinaba era una alegría enorme, y si en la caminata había miles de panameños y panameñas, en el Jardín de Paz mucho más. Los que estaban allí parecían esperar al artista de reggae como para verlo por última vez cantar. Todos estaban en son de "parqueo". Imagínense que frente a la fosa donde lo enterrarían, ya se había colocado una gran cantidad de personas bajo una tolda, pero al ir pasando los minutos, la euforia los llevó a quitarla, pues no todos podían apreciar el momento que esperaban.

"Allí viene... se escuchó de repente, y mientras la carroza se detuvo para bajar el cuerpo del artista y en medio de discusiones y malos entendidos, se formó otra empujadera y corredera. Eran dos chicas peleando. ¿Qué peleaban? no sabemos, pero se conocían y se dieron duro. Fue una haladera de cabello y muchos golpes, hasta que Dj Black y Scarden Fish las desapartaron. La cosa terminó allí y la gente molesta repetía que por qué dañaban la cosa.

"Bájenlo... gritos, aplausos y coros reconocidos empezaron a sonar y en medio de pasos apresurados llegaron a la fosa. La gente estaba en su punto, tan igual que en sus show, empezaron nuevamente a emjugarse y a pegarse hasta que permitieron meter el ataúd en la fosa. Era de locos, juramos que nunca habíamos estado ante tanta gente desenfrenada.

No había nada más que hacer allí. La familia Blackwood se apartaba triste por no poder enterrar a Alonso como querían, pero en el otro extremo, sus fans se sentían contentos de haber quedado en la historia y haber asistido al entierro de Danger Man. ¡No es mentira, este no fue el entierro de Alonso David Backwood, sino el último show de Danger Man!


Comentarios

Añadir un comentario
  • Fecha: S?bado, 14 de marzo de 2009
  •  | 
  • Hora: 6:39

Autor: Invitado

hola siy luis carlos de colombia quiero de sirle que me a dolido la muerte del danger man pero lo yevo en el corazoon y mevtoca recinarme con su mucica soy un fan .cuando era pelaito yo tenia mi 9 hara.si quieren gerra contrami moriran mis gemi uno por uno .

Free counter and web stats