SOLO PLENA

Martes, 17 de junio de 2008

El 'Pap? Ranks'

 Rosangélica Conte | Viva, Crítica en Línea

No es músico, ni mucho menos, se apellida Ranks, su nombre es Cresencio Vargas y lleva años viviendo en Calle 9 Colón.

Su historia no es para nada parecida a la de muchos músicos que heredan el talento de sus padres. Él no canta, pero aún así cuatro de sus hijos llevan la música en la sangre, dejando su apellido atrás para convertirse en los hermanos Ranks.

"Papá Ranks" como es conocido en Colón el señor Cresencio, es el padre de cuatro reggaeseros muy famosos, no sólo en Colón sino en el mundo entero, se trata de Aldo, Junier, Jam y Rudy Ranks.

Según el señor Vargas, verdadero apellido de los cantantes, siempre ha tratado de apoyar a sus hijos, aunque él nunca ha sido muy fanático de la música, pero asegura que de escoger prefiere escuchar la salsa.

Todavía recuerda cuando su hijo Jam, el más grande, le dijo que iba a ser reggaesero: "Ya Jam era mayor de edad, y si a él le gustaba ese ritmo que está de moda, a mí me quedaba respetarle su decisión" afirmó el señor de voz fuerte.

A Jam, famoso por el dúo Jam and Suppouse, le siguió Aldo, el primero en apodarse Ranks; años después sus hermanos más pequeños Junier y Rudy se unieron a la banda de rapeadores, con el mismo apodo, Ranks, este lo convirtieron en un apellido.

Según el padre de la "Dinastía Ranks" tiene otro dos hijos que no están en la música y al igual que a los otros cuatro, también los apoya.

EL QUE PONE EL ORDEN
Su voz delataba a un hombre fuerte, muy recto, que no habla dos veces, pero que siente por sus hijos una gran admiración y amor. "En mi casa yo siempre he puesto el orden" aseguró.

Aunque para él lo más importante siempre han sido los estudios, confesó que le da gracias a Dios, que sus hijos nunca le han dado muchos problemas, dijo que han sabido llevar su música sin involucrarse en problemas de violencia.

Es más, aprovechó la ocasión para aconsejar a todos los padres que tienen hijos que quieren iniciar en el mundo del reggae, dice que si de verdad sus hijos tienen vocación no se deben oponer a esta decisión, es más deben apoyarlos y guiarlos por el camino del bien ya que este mundo está lleno de violencia.







Comentarios

Añadir un comentario
Free counter and web stats