SOLO PLENA

Martes, 16 de junio de 2009

Juampi: DJ de coraz?n



Gilberto Pérez el siglo

E s un amante de la música y un agitador del desorden. Su trabajo le exige mantener al público lejos de la pereza, el aburrimiento y el estrés. Juan Manuel Dolande, popularmente conocido como DJ “Juanpi”, se ha abierto por sí solo un espacio en un público exigente que rechaza la monotonía en la programación radial.

A sus 14 años afirma la tesis del que “el maestro no nace, se hace”, valida este refrán con las ocho horas de terapia intensiva a que debió someterse todos los días cuando tenía cuatro años, esto para obtener movilidad en su cuerpo y así cumplir su sueño de conducir un programa radial.

Su primeros oyentes fueron un público imaginario que se apilaban en el baño de su casa cuando “Juanpi” tomaba el cepillo de dientes y simulaba ser un DJ. Cuando salía de la regadera había otra concurrencia que coreaba los pregones que en ese momento empezaban a tomar forma. “Todo era imaginario, tenía que prepararme y sentir que estaba en la frecuencia radial para cuando lo fuera de verdad el miedo no me atacara”, dijo “Juanpi”.

No tuvo la suerte de ser descubierto por ningún caza talento y como la montaña no vino a él, entonces fue en busca de la montaña. En el 2001 se sintió preparado para conquistar el mundo de la radio y se autoinvitó en la programación de José Olivares en la Caliente 97.1. "Llamé a la radio y le dije a Olivares que quería participar con él en cabina, me contestó que no había ningún problema y puntualmente estuve a la hora que me lo indicó", comenta “Juanpi”, a quien se le escapa de su rostro una sonrisa que estimula al más aburrido del día.

Olivares no se imaginaba que su invitado era un chico de 7 años con una larga trayectoria como DJ en la duchas, con un miedo escénico dominado y con una simpatía que se ganó tras repetidos ensayos que le exigió un público que hasta ese momento vivían en su mente. El no poder caminar y tener que valerse de alguien para moverse restaba importancia a lo que podía hacer frente al micrófono. La algarabía fue inmediata, el público imaginario dejó de serlo y los oyentes captaron en su frecuencia un locutor diferente a los demás.

Estuvo por ocho meses frecuentando la radio todos los sábado, además de ganarse un público real la competencia empezó a monitorearlo y en el 2002, la emisora “La Mega” lo contrató para que trabajará todos los sábado de 10:00 a.m a 2:00 p.m por 120 dólares mensuales en el programa Sábado espectacular . Allí conoció a DJ Pukity que sería su mentor y su inseparable mancuerna de trabajo y que luego se lo llevaría en el 2005 a la emisora Wao 97.5 al programa Crazy Show en horario sabatino de 9 a 12 medio día por igual salario y donde labora actualmente.

Comentarios

Añadir un comentario
  • Fecha: Martes, 15 de diciembre de 2009
  •  | 
  • Hora: 3:45

Autor: Amelia

Juampi, Jam?s te quejes de nada. Eres increible. Dios no
te di? la oprtunidad de caminar pero te di? otros talentos que yo quisiera tener. Un abrazo y sigue adelante.

  • Fecha: Domingo, 14 de febrero de 2010
  •  | 
  • Hora: 7:28

Autor: gloria

Me encanta ver como las personitas que nacen con mas dificultades, luchan para superarse y me parece decadente que quienes tenemos "facilidades" no sabemos aprovecharlas.... JUAMPI sigue echando pa' lante y que sigas cosechando exitos al lado de tu gran amigo RAFAEL...

Free counter and web stats