SOLO PLENA

Jueves, 20 de noviembre de 2008

Profeta en tierra azteca



Elizabeth Muñoz de Lao
| Enviada especial, DIAaDIA

De que Nigga es un ídolo en México, no hay la menor duda. DIAaDIA lo pudo comprobar el domingo en el "Show de los Sueños, amigos del alma", donde estuvimos para llevarles todos los pormenores de la gala.

Su barra no era, precisamente, la más animada. Pero, ¿qué creen? ¡No lo necesitaba! Cuando el panameño recién ganador del Grammy, salía al monumental e iluminado escenario, la gente de todas las barras gritaba.

Era divertido ver cómo las pancartas de los seguidores de Ninel Conde, o de Mariana o de Sheyla se levantaban, pero lo que salía de sus gargantas era: ¡Nigga, Nigga, Nigga!, o ¡Nigga, te queremos!

Pero vamos más allá. Resulta que el resto de los artistas también le demuestra respeto y cariño. Tanto, que Mayté, la exintegrante de Pandora que entrena a los famosos del programa, se emociona al máximo cuando él canta o baila. Ella lo anima, levanta sus brazos como la mejor de las fans y le hace gestos de cariño.

Entretanto, nosotros veíamos a nuestro compatriota frío, ido, cansado y pálido. Es más, se le notaba temor en su rostro cada vez que salía a escena.

Aun cuando el presentador Adal Ramones hacía bromas con él una y otra vez sobre su forma rápida de hablar, y Nigga seguía el relajo, no se le notaba animado.

De repente, lo que tenía que pasar, pasó. Después del baile de reggaetón, Nigga se fue al piso. Ya no estaban al aire. No cayó de forma aparatosa, él se acostó y su respiración se notaba muy agitada. La gente de la producción corrió, Mayte entre ellos. Lo rodearon, mientras por el micrófono se oía: "Llamen a los paramédicos, Nigga está mal, traigan oxígeno". Sus soñadoras estaban preocupadas, muy cerca de él.

Al ser atendido le levantaron las piernas y lo mantuvieron así por unos tres minutos. Cuando lo sentaron, por los micrófonos se oía: "30 segundos para entrar al aire". Así fue. Ya él estaba de pie, pero su cara estaba blanca como un papel.

Ya al aire, la producción buscó una silla y lo sentó, sin embargo, fue necesario ponerle oxígeno. Durante el cambio comercial lo sacaron del escenario y se lo llevaron en ambulancia para el hospital, donde el médico notó una irregularidad en el electrocardiograma.

Él, desde niño, sufre de arritmia, y el cansancio por el ajetreo al que estuvo sometido durante la semana, terminó por hacerlo colapsar.

DIAaDIA lo esperó allí, en Televisa, hasta las 11: 47 de la noche, con mucho frío, pero no fue posible entrevistarlo, tal como habíamos quedado antes del espectáculo. El estaba en el hospital y lo más importante era su salud


Comentarios

Añadir un comentario
Free counter and web stats